back to blog list

Tratamientos térmicos: qué productos de carbón son indispensables

March 19, 2020 3 min read

Los tratamientos térmicos permiten que el acero y sus diferentes aleaciones, obtengan características de mayor resistencia, para utilizarlos de acuerdo con las necesidades de la industria.

¿Qué es un tratamiento térmico?

Es un proceso de calentamiento de los metales o de las aleaciones en estado sólido a temperaturas definidas. Después se realiza un enfriamiento a cierta velocidad para elevar las propiedades en la composición química y física, las cuales aumentan su resistencia mecánica.

Cabe destacar que involucra varios procesos de calentamiento y enfriamiento, para crear cambios estructurales en el material, y así modificar sus propiedades mecánicas como son: dureza, resistencia y elasticidad.

Tipos de tratamientos térmicos

Para realizar ese cambio, existen varios tipos de tratamientos térmicos, los cuales mencionaremos a continuación:

Temple o templado en general

Su objetivo es aumentar la dureza y la resistencia del acero. Para ello, se calienta el acero a una temperatura ligeramente más elevada que la crítica y se enfría más o menos rápidamente con agua, aceite, etc. Es común ver este proceso en talleres mecánicos, sin embargo las piezas de alta gama como son engranajes para transmisiones deben de ser tratadas bajo un control elaborado.

Para poder controlar el proceso de calentamiento y enfriamiento de las piezas metálicas, estas se introducen en hornos de tratamiento térmico. Estos hornos industriales permiten controlar los parámetros como temperatura y presencia de gases para darle un tratamiento específico al metal.

Existen distintos tipos de temples dentro y fuera de un horno de tratamiento térmico, como:

  • Continuo completo: Se aplica a los aceros hipoeutectoides (contenido de carbono inferior a 0,9%).
  • Continuo incompleto: Se aplica a los aceros hipereutectoides (contenido de carbono superior a 0,9%).
  • Escalonado: El cual se usa para aceros de aleación con gran resistencia.
  • Superficial: Se usa cuando las piezas de trabajo deben tener una superficie dura y resistente al desgaste.
  • Por inducción: Es utilizado para aumentar las propiedades mecánicas de los componentes ferrosos en una zona específica.
  • Revenido: Sólo se aplica a aceros previamente templados, para disminuir ligeramente los efectos del temple.

El carbón como material indispensable

Dentro de los diferentes tipos de tratamientos térmicos se utiliza el carbón/ grafito para mejorar el desempeño de los hornos, ya que es resistente a las temperaturas elevadas, en donde otro tipo de empaque y aislante térmico no resistiría.

La gama de productos que tenemos son ideales como material aislante para el revestimiento de hornos de tratamientos térmicos y su empaque, entre otros usos. Contamos con distintas presentaciones como:

  • Empaquetadura trenzada de grafito
  • Cintas de grafito
  • Hilo de grafito
  • Fieltro flexible de fibra de carbón
  • Fieltro rígido de fibra de carbón

Los hilos de fibras carbonizadas o grafitadas, ofrecen la versatilidad de un hilo para coser las uniones del fieltro flexible, que es utilizado como revestimiento.

Además, se emplean placas de fieltro rígido en las paredes de horno como aislante térmico, optimizando así la cantidad de energía utilizada en el proceso.

La empaquetadura trenzada de grafito y las cintas de grafito, otorgan un sello hermético y resistente a las temperaturas elevadas de los hornos. De esta manera se logran establecer los parámetros específicos en una atmósfera controlada.

En ESGRAF comercializamos una gama de materiales flexibles y rígidos, sometidos a procesos de carbonización o grafitación, convirtiéndolos de esta manera, en piezas resistentes a las altas temperaturas. Solicita asesoría personalizada.

Grafito Carbón Lubricante de grafito Grafito en la industria Grafito en polvo Grafito solido