back to blog list

Productos derivados del carbón mineral: clave para mejorar procesos industriales

October 15, 2020 3 min read

El carbono es uno de los principales elementos de los que está compuesta la materia orgánica viva del planeta. De él deriva el carbón mineral, una roca sedimentaria muy rica en carbono, de color negro y que es principalmente usada como combustible fósil como parte de los productos derivados del carbón mineral.

Debido a sus características y propiedades específicas, así como su abundancia en la naturaleza, el carbón mineral es ampliamente utilizado para mejorar procesos industriales y hay infinidad de productos derivados del carbón mineral.

Principales aplicaciones en la industria

Algunos de sus principales aplicaciones en las distintas industrias y de los productos derivados del carbón mineral de uso común son:

  • Generador de electricidad
  • Combustible en centrales térmicas
  • Producción de acero
  • Generación de combustible líquido
  • Fabricación de cemento
  • Reductor en la industria siderúrgica
  • Conservador
  • Filtración de agua
  • Disolventes

En la industria podemos encontrar gran variedad de productos derivados del carbón mineral como ácido cítrico, ácido acético, metanol, amoniaco, poliuretanos, etc.

Mejoramiento de procesos industriales

El carbón como tal y los productos derivados del carbón mineral son ampliamente utilizados en distintos procesos industriales y las ventajas de ello son inmensas. Por ejemplo, actualmente el carbón es responsable de la generación de aproximadamente el 25% de la energía primaria que se consume en todo el planeta.

Si hablamos de energía eléctrica el carbón produce el 40% de la producida a nivel mundial. Es por eso que sus aplicaciones en las distintas industrias es más que necesario: vital.

Por ejemplo, se mezclan los minerales de hierro con carbón para obtener hierro dulce y acero, materias primas fundamentales. Además, es utilizado también como calefacción y para la preparación de alimentos a nivel doméstico.

Tipos de carbones según su proceso

Existen cuatro tipos de carbones dependiendo principalmente de su proceso de carbonización (presión y temperatura): antracita, hulla, turba y lignito.

La antracita es comúnmente utilizada como un medio de filtración a nivel doméstico o industrial pero también se usa como combustible. De la destilación seca de la hulla se obtiene amoniaco, coque, gas natural y alquitrán.

Por su parte el coque es destinado principalmente a la industria siderúrgica para la metalurgia del hierro y el acero.

El carbón se forma en la naturaleza gracias a varias transformaciones de restos vegetales que se acumulan en lagunas o lugares pantanosos. El proceso se llama carbonización y requiere de largos intervalos de tiempo, así como presiónes y temperaturas específicas.

En ESGRAF contamos con diferentes productos y soluciones derivadas de carbón y grafito, con lo que logramos suministrar una serie de industrias. Agenda una cita con uno de nuestros asesores, para implementar grafito en tus procesos industriales.

Grafito Carbón Lubricante de grafito Grafito en la industria Grafito en polvo Grafito solido