back to blog list

Carbones para motores eléctricos: indispensables para el funcionamiento de motores y equipos

June 18, 2020 3 min read

Los carbones para motores eléctricos tienen como objetivo generar el correcto funcionamiento de una máquina o cualquier motor que sea eléctrico; ya que se fabrican de acuerdo a cada necesidad.

Es un recurso que se usa en diferentes industrias como:  la del papel; el plástico; la minería; el vidrio; el transporte y muchas más.

Además, las escobillas de carbón para motores eléctricos, son fundamentales para el correcto funcionamiento, porque dan conexión eléctrica entre dos partes que son: la parte fija y el rotor, que es la parte que gira de un motor.

Tipos de escobillas de carbón

Estas son algunos tipos de escobillas de carbón que existen, por ejemplo:

  • Escobillas para motores de corriente directa
  • Escobillas para máquinas industriales
  • Escobilla para anillos
  • Escobillas para equipo de mantenimiento de conmutadores
  • Escobillas de resorte
  • Escobillas cobrizadas

Por ello, es importante entender para qué sirven los carbones para motores eléctricos, ya que, tienen como objetivo el mantener la presión que el motor necesita para trabajar y así se pueda realizar el paso de energía, en este caso electricidad.

Cuáles son los tipos de carbones para motores eléctricos

De acuerdo a cada necesidad e industria, es el tipo de escobilla que se crea. Por ello, es importante conocer cuál es la familia adecuada de carbones para motores eléctricos.

  • Carbones tipo resorte: es un recurso muy usado en motores que tienen un tamaño pequeño, son fraccionarios  o se usan en herramientas pequeñas. El resorte es la pieza clave, ya que el contacto proviene de ahí.
  • Carbones con cable: los puedes encontrar en diversas presentaciones como de uno o cuatro cables, tienen diferentes tamaños... de acuerdo a las necesidades. Y son un recurso que se puede usar en muchas industrias.
  • Carbones bipartidos: existen tres tipos de ellos que son carbones bipartidos de uno y dos cables y carbones multiflex o de varias pastillas, los cuales tienen dos o más pastillas de carbón, para que tenga un buen contacto con el conmutador y la acción se complete de forma rápida y eficiente.
  • Carbones tipo mancuerna: tienen un cable y en cada extremo cuenta con un carbón. Existen cuatro tipos de este carbón que son: carbones de mancuerna de un cable; carbones de mancuerna de dos cables; carbones de mancuerna remachados (pueden ser de uno o dos cables); y carbones de mancuerna doble.
  • Carbones remachados: tienen un remache en la parte de enfrente y atrás del carbón. Existen cuatro tipos de remache que son: carbones remachados de un cable; carbones remachados para motores eléctricos en la parte de enfrente y atrás de dos cables; carbones remachados bipartidos de uno y dos cables.

Cabe destacar que la venta de carbones para motores eléctricos debe realizarse con responsabilidad, misma que en ESGRAF nos caracteriza, ya que contamos con muchos años de experiencia y además, entendemos las necesidades de las diferentes industrias.

Conclusiones

Por último, es importante entender que los carbones para motores eléctricos son la pieza clave para el funcionamiento de cualquier motor eléctrico; ya que de ellos depende que la energía se transmita correctamente. Por lo cual deben de estar integrados con los más altos estándares de calidad, para un correcto funcionamiento.

Grafito Carbón Lubricante de grafito Grafito en la industria Grafito en polvo Grafito solido